Educación personalizada

La respuesta educativa de nuestro Centro.

La presencia de las Misioneras de la Doctrina Cristiana y la Comunidad Educativa del Colegio Divino Corazón desde 1927, han contribuido a la mejora del nivel educativo, religioso y cultural del barrio. Respondiendo, con su propuesta educativa, a las nuevas formas de pobreza del barrio y de la sociedad actual.

Lo principal y característico de nuestro estilo educativo es la formación integral del alumno. Nos estamos refiriendo a una educación más preocupada en ayudarles a desarrollarse como personas, y a proporcionarles instrumentos válidos que le sirvan en la sociedad que les ha tocado vivir, que a una suma de actos puramente académicos y de conformidad cultural.

Los retos de una educación integral pasan por estar junto a los menos favorecidos social, cultural y familiarmente; una educación compensatoria de las desigualdades. La búsqueda de estrategias para motivar a los alumnos y responsabilizarlos de su propia formación, desde una apuesta importante por la utilización de los recursos materiales y los nuevos avances tecnológicos y de la comunicación.

Nuestro Centro está interesado en la formación permanente de su profesorado, en los aspectos psicopedagógicos, en mecanismos de interacción, y en destrezas sociales que favorezcan el ámbito relacional y organizativo del aula.

Finalmente resaltar la política de responsabilidad conjunta que mantiene el Centro con las familias, respetando su libertad de elección; desde la tolerancia y la pluralidad, que nos lleva a estar preocupados por la educación en la diversidad cultural y religiosa.

Compartir